Salud

Doga, el yoga para perros

Dog on Yoga Ball

Increíble pero cierto. El yoga no es sólo recomendable y beneficioso para los humanos… también para las mascotas. De hecho, ha nacido una práctica específica mediante la fusión de las palabras “dog” y “yoga”, convirtiéndose… exacto, en doga.

Como era de esperar, esta idea nació en Estados Unidos, pero no tardó demasiado en extenderse a otros países como China o la propia España. El motivo de que se pensara en adaptar el yoga a los perros es doble. Por una parte, está claro que nuestras mascotas también pueden sufrir de estrés igual que nosotros, ya sea por un cambio de residencia, por modificaciones bruscas en su entorno… No podemos razonar con ellas, de manera que el ejercicio físico puede ser nuestra forma de comunicarnos. Por otro lado, nuestra acelerada vida hace que a veces sea muy escaso el tiempo que podemos dedicar a jugar o interactuar con nuestros peludos amigos. El doga puede ser una buena forma de recuperar eso tan necesario, de disfrutar de su compañía.

¿Cómo comenzar con el doga?

En la página Dogadog.com, creada por Suzi Teitalman, pionera de esta iniciativa, encontramos muchas muestras en foto y vídeos de ejercicios de yoga pensados para que humanos y perros puedan realizarlos al unísono. Naturalmente, es importante encontrar alguien especializado en ellos que nos empiece a guiar, aunque si ya hemos sido practicantes de yoga tendremos un gran camino recorrido, desde luego. En el fondo no deja de ser algo similar a la práctica de esta disciplina de relajación en pareja, algo que muchos ya han experimentado… aunque evidentemente hay que adaptar los ejercicios a las particularidades de nuestras mascotas.

Además de los vídeos gratuitos, en Dogadog.com podemos comprar dvds de iniciación por si queremos atrevernos a convertir el Doga en una práctica de nuestro día a día. Si lo hacéis, no dudéis en contarnos cómo os va la experiencia a través de los comentarios.

 

Etiquetas: