Adiestramiento

Educando al gato para la convivencia

Educando Al Gato Para La Convivencia

Como hemos repetido una y ciento de veces en este sitio, el adquirir una mascota es una responsabilidad muy grande que conlleva toda nuestra voluntad y la de la familia de mantener una relación de convivencia con el animalito escogido.

En el caso de los gatos muchas teorías basadas en el espíritu independiente de estos animalitos, reseñan que es un animal al que le cuesta más adaptarse al contacto y  presencia humana en su entorno; esto es solamente una teoría y como tal depende del tipo de animal, la edad y el entorno del que lo hemos sacado.

Nunca es lo mismo adiestrar para la convivencia a un gatito recién destetado que a un gato de varios años traído de la calle. Pero en ambos casos la intención es igual de loable y los dos son mascotas que con amor y paciencia podrán habituarse perfectamente a la convivencia con seres humanos.

Si tienes un gato que se muestra agresivo con las personas sería fundamental averiguar la causa de su comportamiento para poder adiestrarlo con los métodos correctos.

Los gatos, a pesar de tener un carácter más independiente que los perros, necesitan del afecto de sus amos a tal punto que,  según muchos expertos, conciben al ser humano como uno de sus congéneres.

Lo ideal es traer tu mascota a casa una vez realizado el destete, esto es alrededor de los dos meses de vida; desde entonces y hasta los seis u ocho meses, transcurre el período en que mejor podrá cimentar una relación afectiva contigo. Si esta etapa inicial fue favorable puedes confiar en que tendrás un gato que aún siendo adulto mantendrá un comportamiento social excelente.

La mejor forma de adiestrar a tu gato para la convivencia es a través del juego, ya que al igual que los niños, estos aprenden jugando. Así puedes inculcarle las reglas esenciales de la vida en familia y las consecuencias de sus comportamientos. Por ejemplo: cuando el pequeño gatito comience a dar pequeños mordiscos, no lo regañes, lo mejor es emitir un pequeño chillido y pellizcar suavemente la piel del animal. El comprenderá el dolor que ha causado y dejará de atacar de esta forma.

Es bien sabido, por todo lo anteriormente dicho, que educar a un gato adulto es mucho más complejo y depende básicamente de la experiencia que este haya tenido en su contacto con seres humanos. Por lo tanto si adquieres un animal adulto infórmate debidamente de las condiciones y el hábitat en que ha estado hasta entonces; y sobre todo nunca aceptes un gato que no deja que las personas se acerquen a él, a menos que tengas la capacitación necesaria para revertir esta conducta.

Educa a tu mascota desde sus primeros días con amor y paciencia y tendrás un compañero fiel y afectuoso por muchos años.

Imagen: comportamientoanimal

  • loreyn

    ola, tengo una gata de un año aproximadamente de edad bastante antisocial. Con mi padre es muy cariñosa y a mi nunca m ha aceptado y siempre a sido brusca conmigo, pero sin llegar a atacarme. Ahora hemos acogido un gatito pequeño y desde que está en casa ella me bufa y me ataca, y no solo a mi sino tb a mis amigas e incluso en alguna coasión a mi padre que es la persona con la que más vínculo tiene. No se como hacer para calmarla, tengo que tener el cachorro en una habitación separada porque sino le atacará, ¿hay alguna posibilidad de que yo pueda ”adaptarla” a la convivencia con él y con nosotros?

  • Paola Andrea Villfañe

    Vivo en un conjunto de bloques de apartamentos, mi gata cuando sale de paseo se pierde y llega al apartamento del mismo piso (4) pero en un bloque diferente y empieza a llorar como es muy cerca yo la oigo y la rescato y llevo a casa nuevamente pero no se qué hacer para que esto no ocurra que ella llegue siempre a casa