Adiestramiento

Perros y educación

Muchas veces me ha ocurrido conversando con personas que están evaluando tener por primera vez un perro en su familia, que al hablar sobre educación me dicen que simplemente rechazan toda idea de educación, que eso es para los niños no para el perro. Y no es una vez, me ha pasado varias veces, con estas u otras palabras. Creo que el problema es que se confunde en realidad que es la educación del perro.

Educar es lo que hacemos desde el mismo momento en que el perro llega a casa. El animal estará pendiente de las reglas de la manada, cosa que aprenderá de acuerdo al comportamiento de los miembros de la misma. Nuestra familia es su manada y el buscará su lugar y acatará las reglas. Podemos ser concientes de ellas o no, pero se las mostramos todo el tiempo.

Cuando se rechaza la educación es más bien porque se relaciona con que el perro aprenda trucos. Es como que lo que no se quiere es enseñarle al perro a ser una especie de perro de circo. Esa es la conclusión que he sacado hablando con esas personas.

El punto es que cuando se trae un perro a casa hay que tener una idea de su comportamiento como especie para poder trasmitirle nuestras reglas, para educarlo bien. Las reglas de obediencia no son para someter el perro estúpidamente, son para enseñarlo a obedecer e incluso hacen a su propia seguridad. Luego, si al perro el gusta y se divierte, hasta le podemos enseñar algún truco, como simple ejercicio de aprendizaje.

Un perro educado es un perro feliz.