Animales

El ajolote, ¿una mascota de acuario?

ajolote

En el afán por tener animales cada vez más inusuales, muchas personas han comenzado a introducir ajolotes en sus acuarios. Una especie cuya condición como mascota es cuanto menos discutible… ¿Es realmente recomendable tenerlo en casa?

Procedente de México, el ajolote o axolote (como más nos guste pronunciar) puede no ser del agrado de los amantes de las mascotas que busquen relajarse un rato mirando su acuario, al menos si atendemos a su aspecto externo poco agraciado: su cuerpo rosáceo y desnudo y esos ojos que le dan un aspecto un tanto perturbador. Para otras personas, este anfibio resulta fascinante debido a alguna de sus características: por ejemplo, la capacidad de regeneración que posee o el hecho de que, pese a su apacible apariencia, sea realmente un implacable carnívoro.

Cuestión de gustos, está claro. Pero la reflexión que queremos hacer va un poco más allá, y por desgracia no es ajena a otras muchas mascotas que se han popularizado: ¿es realmente recomendable o necesario tener un ajolote en un acuario? ¿Es justo alejar de esta manera tan radical a un animal de su entorno para satisfacer nuestro ansia por lo exótico? Aquí puede generarse un debate encendido, sin duda (y os animamos a dejar vuestra opinión en los comentarios). Pero lo cierto es que siempre será preferible decantarse por otras mascotas más propicias para un hogar.

Un animal resistente… con matices

Si, a pesar de esto, estamos decididos a tener un ajolote, hay algunas precauciones básicas que debemos tener en mente. Para empezar, que se trata de un animal muy resistente, en gran medida debido a esa regeneración de sus órganos que hemos mencionado, y puede llegar a alcanzar los veinticinco años. Pero siempre que procuremos evitar los golpes de calor o los rayos de sol directos: el agua de su acuario tiene que estar siempre rondando los veinte grados, nunca por encima.

Tened en cuenta que, siendo un carnívoro, no será recomendable tenerlo con otras especies, por lo que habremos de considerar si tenemos sitio para su acuario en casa. El agua tiene que estar siempre limpia, ya que la ingesta de restos de comida descompuestos o suciedad orgánica puede causarle serias enfermedades.