Adiestramiento

El Camino de Santiago con el perro

El Camino de Santiago con el perro

Si estamos planificando el Camino de Santiago, tal vez se nos ocurra hacerlo con el perro. No es algo que se puede decir que es bueno o malo para todos los perros, al igual que para las personas. Hay quienes pueden hacerlo y hay quienes no. La condición física del perro será quien determine si puede o no hacerlo. Por lo tanto, antes de seguir planificando junto a el, hay que ver la veterinario, tiene que constatar el estado de salud y luego de eso si decidir.

Debemos saber que existen ciertos riesgos

Atropellamientos (aún en zonas rurales con vehículos de trabajo), peleas con otros perros o extravíos son cosas que debemos evitar. Para eso el perro debe ir siempre con correa, sin excepción. Va a caminar en zonas que no conoce y se puede perder.

Si el perro está acostumbrado a hacer ejercicio no hay problema. Si esta sano pero no entrenado, es buena idea entrenarlo un poco durante un tiempo.

Llevar un botiquín

El ritmo de al caminata debe respetar su condición, si se cansa, hay que detenerse. Debemos llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios para el, que el veterinario nos va a recomendar como armar. Luego de detenerse en cada jornada hay que ofrecer agua al perro. En el descanso conviene lavar bien las almohadillas del perro para de paso, revisarlo. Se lo seca muy bien y luego  se le aplica o una crema hidratante o vaselina, según preferencia del veterinario.

La alimentación del perro es muy importante. Hay que llevar el pienso en cantidad suficiente si no tenemos certeza de conseguirlo en los descansos.

  • Pingback: Visitar León y alrededores » Blog Vacaciones