Animales

El cernícalo primilla, un compañero urbano en peligro

Lesser kestrel, Falco naumanni,

Cuando levantamos la mirada hacia las alturas de nuestras ciudades, no todo lo que vemos es humo. Tenemos aves que nos alegran el día y que llevan con nosotros siglos como parte integrante de aquéllas, tanto como las mascotas que pasean por ellas. Entre ellos el cernícalo primilla, cuya presencia se encuentra amenazada.

Si somos amantes de las mascotas y de los animales, seguro que nos hemos fijado alguna que otra vez en esos compañeros alados que pueblan nuestras ciudades. Sobre todo cuando pasamos por iglesias o catedrales y vemos algún nido entre las oquedades. ¿De qué ave será?, nos habremos preguntado con toda probabilidad. Pues es muy posible que se tratase del hogar de un cernícalo primilla. Los edificios de esta clase suelen ser los preferidos por esta especie para anidar, debido a la protección que les ofrecen; a pesar de ser depredadores, se encuentran en inferioridad de condiciones frente a otras aves rapaces y no dudan en buscar cobijo donde habita el ser humano. En Sevilla, por ejemplo, no es nada raro encontrarlos como un elemento decorativo más de la imponente catedral.

¿Por qué su desaparición?

Son muchas las causas que se han barajado con respecto a la desaparición del cernícalo primilla en las ciudades, aunque principalmente las cada vez más frecuentes tareas de restauración de iglesias tienen mucho que ver. A partir de 1989 se observó un repunte en la nidificación de estas aves, pero desde 2004 se ha observado un descenso importante.

Para intentar recuperar la presencia de colonias de cernícalo primilla se han llevado a cabo diversas tareas, sobre todo en la zona de Andalucía: en la Alhambra y el Generalife se han realizado varias campañas de reintroducción, así como en la comarca del Guadalquivir en toda su extensión. Si queremos llevar nuestro amor por las mascotas más allá, tenemos la posibilidad de informarnos sobre la manera de contribuir a la conservación del cernícalo primilla en páginas especializadas: en demaprimilla.org o en juntadeandalucia.es, por ejemplo, encontraremos información sobre la manera de echar una mano y evitar que este alado compañero desaparezca de nuestras ciudades.