Animales

El conejo

El Conejo

 Uno de los animalitos más simpáticos que puedes considerar al buscar una mascota tranquila es el conejo, con su cara color rosa y esa naricita que constantemente se mueve.

Y es que para el conejo ha pasado ya algún tiempo desde que solamente se les criaba para su consumo, ahora, mucha gente alrededor del mundo los considera un animal de compañía, uno muy tranquilo, lo que lo hace una muy buena elección para aquellos que huyen del ruido, por ejemplo, que un perro puede ocasionar.

Este simpático animal es generalmente muy tímido y temeroso, debido principalmente a su instinto de supervivencia, ya que han sido presas preferidas de muchos predadores, así que no te preocupes al ver que aún cuando lo alimentas y lo cuidas empiece a temblar bajando sus grandes orejas hacia atrás.

Si te decides a adoptar uno en tu familia asegúrate de proveerle una jaula amplia y resistente, lo más recomendable es que sea de alambre y no de madera, ya que son considerados roedores. La misma deberá ser ubicada en un lugar ventilado, y debes tener cuidado de no exponerlo a altas temperaturas porque no las soportan.

En cuanto a su alimentación, los conejos son hervíboros, y su principal necesidad es una dieta fibrosa, o sea, mucho forraje y poco grano. Puedes variar su dieta entre forraje seco, alimentos verdes y alimentos concentrados, aunque éste último en pocas cantidades. Algo esencial para ellos es ingerir entre 3 y 5 litros diarios de agua fresca, por lo que vigila que el recipiente sea grande y seguro para que beba de él.

Fuente: Mascotas y hogar   |  Imagen:  Mascotas y hogar