Animales

El Exótico: una extraña belleza

El Exotico Una Extrana Belleza

El Exótico es un tipo de gato muy similar al persa pero de pelaje corto; una raza ideal para los amantes de la apariencia y la personalidad de los persas que siempre tuvieron cierto recelo con adquirir uno por el aseo diario que la raza requiere.

Esta raza, considerada un híbrido, surgió a finales de los años 50 en Estados Unidos, cuando un grupo de criadores comenzaron a cruzar algunos de sus gatos con persas puros. Originalmente se buscaba lograr un tipo de persa de color plata, aunque el verdadero resultado fue esta nueva imagen que gustó mucho a los aficionados e indignó a los criadores de persas, que consideraron a esta nueva raza pseudo-persa una verdadera ofensa.

Durante años se estuvo luchando para que los Exóticos sean reconocidos como una verdadera raza y no como un híbrido, poco a poco fueron ganando en popularidad y hoy en día esta raza es aceptada por todas las asociaciones de gatos de América del Norte.

Por su extraña apariencia los han bautizado con el gracioso mote de “el persa en pijamas”.

El Exótico es un gato de una estructura ósea sólida y cabeza ancha, cara plana con ojos grandes y redondos, las mejillas bien redondeadas, orejas pequeñas y una expresión muy divertida todo el tiempo.

La personalidad del Exótico es ligeramente diferente a la del persa, ya que tienden a ser más activos, juguetones y alegres; de todas formas como los persas son muy leales, dulces y cariñosos. Se llevan muy bien con otros animales y con los niños ya que no son para nada agresivos.

Su temperamento sereno los convierte en la mascota ideal para vivir en un pequeño apartamento.

El aseo en esta raza básicamente se reduce al cepillado dos veces por semana y un baño al mes,  se recomienda el lavado de su cara diariamente con una toalla húmeda en agua cálida.

Si aún no lo conocías, seguramente habrás quedado encantado con este regordete tan amigable.

Fuente: PetPlace | Imagen: Gatería