Salud

El problema de las bolas de pelo en los conejos

conejo europeo

¿Pensabais que sólo los gatos tenían el problema de las bolas de pelo? También afecta de manera similar a los conejos, sobre todo a los de pelo largo. ¿Qué podemos hacer para evitar que pase a mayores?

Nadie duda de lo achuchables que son los conejos, y para muchas personas son mascotas idóneas para tener en un piso de dimensiones reducidas, o para gente que no pasa demasiado tiempo en casa. Pero no significa que estén exentas de atenciones. De hecho, se trata de mascotas muy delicadas, que pueden enfermar de un momento a otro si no estamos atentos a sus señales.

Uno de los problemas que les aquejan es el de tragarse las bolas de pelo, igual que sucede con los gatos. Y así como a estos, es posible darles malta. Algunas de las que venden en tiendas de mascotas están pensadas tanto para felinos como para conejos. Sin embargo, no está de más consultar antes a un veterinario sobre esto. Como hemos dicho, los conejos son animales muy especiales, más delicados de lo que cabe imaginar; y hay especialistas que desaconsejan que tomen malta, aduciendo que puede provocar que la bola de pelo se espese en el interior del tracto intestinal. En todo caso, si decidimos dársela es importante que no sobrepase una o dos dosis (un centímetro aproximadamente) por semana.

La piña o el apio también funcionan como limpiadores naturales que eliminarán de su organismo las bolas de pelo, y por supuesto son alimentos de lo más sano para ellos.

El cepillado, muy importante

Cepillar a nuestro conejo se convierte en algo fundamental para evitar que se trague bolas de pelo, más incluso que en los gatos, y sobre todo si tenemos una raza de conejo de pelo largo. Debemos dedicarnos a esta tarea al menos un par de veces por semana con un cepillo específico para estas mascotas que recoja el pelo muerto al completo.