Animales

En tren con el perro

Pues es un hecho que podemos llevar a nuestro perro en el tren, con condiciones diferentes según la distancia, horario y tipo, pero podemos hacerlo. Es muy importante averiguar los datos antes, y no esperar un tren si no reunimos las condiciones necesarias.

Un punto a tener en cuenta cuando viajamos con nuestro perro, es ese, es nuestro perro. Nos gusta a nosotros, no a todos. Por lo tanto, no tiene que ser una molestia para nadie. Si el animal es inquieto, ladra sin parar, molestamos a todo el mundo.

En las distancias cortas solamente se exige que lleve su correa y bozal. No siempre el bozal es una condición, pero vale la pena llevarlo.

Hay que recordar que en los horarios más concurridos, en distancias cortas, no se puede llevar el perro, medida que se comprende perfectamente. Lo del principio, averigüemos antes, y luego disfrutemos el paseo, sin molestar a nadie.

Imagen: consumer.es