Salud

Encías saludables para prevenir gingivitis en perros

Cómo prevenir la gingivitis en los perros

Los problemas inflamatorios en las encías (gingivitis) en los perros son tan comunes como peligrosos. Muchos veterinarios afirman que 7 de cada 10 perros mayores de 3 años, tiene problemas con sus encías, en mayor o menor grado. En los perros de pequeño tamaño el porcentaje es mucho más alto aún, lo que deja clara la necesidad de tomar medidas para prevenir este problema. Una encía en malas condiciones no es un problema de incomodidad por el mal aliento que tiene nuestro perro, es un problema que le trae dolor, gran probabilidad de perder piezas dentales e infecciones que pueden ser muy serias.

La gingivitis tiene varias etapas

Inicialmente se notará la formación de sarro y las encías se ven inflamadas. Si dejamos que el proceso avance, se pasa a una etapa donde se pueden detectar bolsas de pus cercanas a los dientes, que irán perdiendo fijación. En una etapa y muy evolucionada se pierden piezas dentales, el pus es mucho más notorio, así como el mal aliento. Se puede afectar la función del hígado y del riñón en esta etapa.

Para prevenirlo se pueden hacer muchas cosas

En primer lugar una alimentación adecuada. Un pienso bien diseñado previene la formación de sarro. Sin embargo no alcanza con esto, ya que debemos cepillar los dientes del perro con frecuencia, con el cepillo y pasta adecuados. Claro que no alcanza con esto. Es lo mismo que son las personas, el cuidado de los dientes es algo que tiene diferentes niveles. Si bien nos lavamos los dientes varias veces al día, es necesario ir al odontólogo una o dos veces al año, no solo para hacer diagnósticos precoces de problemas, sino para hacer una limpieza a fondo de ser necesario. Con el perro hay que hacer lo mismo, ya que el veterinario, una o dos veces al año (dependiendo del perro y los cuidados que le damos) hará una limpieza a fondo y mantener las encías saludables.