Animales

Entre el lobo y el humano: el sueño del perro

Dog relaxing on the grass

El sueño del perro, como el origen de los perros,  ha sido ampliamente estudiado y ya no nos deja muchas dudas: los perros sueñan como los humanos, pero duermen como los lobos. Estos estudios se han hecho con muchos perros a los que se les hizo un registro de su actividad eléctrica encefálica (encefalograma) durante sus períodos de sueño. Los resultados confirman lo que todo dueño de perro ya sabe: los perros sueñan, tienen pesadillas y muchas veces tienen un cierto sonambulismo al ladrar o mover sus patas durante el sueño profundo.

Etapas del sueño

Durante el sueño el perro registra dos fases al igual que en los humanos, que se van alternando entre si. Una de esas fases es la de onda lenta o SWS (slow wave sleep). Esta fase es de relajación y la actividad cerebral es mínima. La otra fase es la REM ( rapid eye movement), donde ocurren los sueños en si mismo. Es notorio el cambio en el trazado del encefalograma. Es aquí donde podemos notar movimientos no solo en los ojos del perro sino que es cuando puede gruñir, ladrar o mover la cola. No todos los perros lo hacen todo el tiempo pero en casi todos los vemos de cuando en cuando. De hecho la actividad cerebral en esta etapa es mayor que en la vigilia.

Vigilia

Hasta aquí, el sueño es idéntico a de los humanos. Pero hay una diferencia sustancial pero que a su vez es lo que es idéntico al lobo: se despierta cada muy poco tiempo y se vuelve a dormir con mucha profundidad rápidamente. Es como un recuerdo de la vida salvaje donde estar atentos es cuestión de vida o muerte.

Etiquetas: