Salud

Epilepsia en gatos

Cat at the vet

La epilepsia es una enfermedad que se caracteriza, muy esquemáticamente, por cuadros de convulsiones a repetición. En los perros es relativamente común y también es posible verla en un buen número de gatos.  Si bien en la mayoría de los casos no es posible curar la enfermedad (lo es cuando es una epilepsia secundaria a otra enfermedad curable) si es muy tratable y el gato puede llevar una vida muy normal y satisfactoria.

Los síntomas

En algunos gatos se puede ver, fuera del cuadro de convulsiones (donde el gato pierde el sentido y su cuerpo de mueve en forma involuntaria y muy brusca) momentos de salivación muy aumentada, movimientos anormales, pérdida de conocimiento sin convulsiones y pérdida brusca y ocasional del control de esfínteres.

En muchos casos el factor genético es bastante obvio, con muchos familiares del gato con igual enfermedad. En otros casos el gato ha sufrido una intoxicación con metales, tumores y otras enfermedades. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se conoce la causa concreta.

De todas formas, es tratable

Por supuesto que cada gato es único y su respuesta al tratamiento también. Un poco de paciencia y  al fin se encuentran las dosis adecuadas efectivas. También es importante que el gato tenga un estilo de vida sano. No alcanza solo con eso, obviamente, pero no son pocos los beneficios de una dieta equilibrada para estos gatos. Evitar situaciones de estrés, atender cualquier otra enfermedad que el gato pueda padecer en forma inmediata, son solo otras formas de ayudar a su buena calidad de vida.