Salud

¿Es recomendable dar huesos a los perros?

perro con hueso

Una de las imágenes icónicas que todos reconocemos es la de los perros mordiendo huesos. Tenemos incluso refranes y frases hechas basadas en esto… ¿pero hasta qué punto es realmente seguro ofrecerles semejante “manjar?

No podemos obviar el hecho de que a cualquier perro le encantará mordisquear un hueso, y durante mucho tiempo ha estado extendida la idea, entre los amantes de las mascotas, de que lejos de ser un simple divertimento también tiene mucho valor para proporcionarle determinados nutrientes básicos. Pero no es difícil darse cuenta de los numerosas contras que tiene esta costumbre…

Un riesgo evidente para su salud

Los trozos de hueso que nuestras mascotas adoran devorar con fruición pueden quedárseles alojados en la garganta y causarles una obstrucción, que en el peor de los casos conduce directamente a una urgencia veterinaria. No es el único riesgo: incluso aunque se traguen los pedazos sin mayor problema, probablemente no los digieran adecuadamente y puedan llegar a causarles heridas internas, que no sólo pueden ser más difíciles de detectar sino que además, evidentemente, tendrán un riesgo mayor.

Por otro lado, aunque nuestras mascotas tengan dientes de hierro, o eso nos parezca a simple vista, los huesos pueden minar bastante su salud dental.

Nada de huesos, ¡ni siquiera cocidos!

Es importante también que desterremos la creencia de que los huesos cocidos son la solución. Aunque tengan una consistencia más blanda, está claro, no están libres de todos los riesgos que hemos comentado. No debemos ceder ante su insistencia, ni tampoco creernos todo lo que escuchemos o leamos sobre los supuestos beneficios de los huesos: en el mercado tenemos productos para mascotas más que de sobra como para poder suministrar a cualquier can los nutrientes que necesita, en función de su edad o su tamaño, sin que tengamos que arriesgar su salud de ningún modo.