Animales

Escoger mordedor para nuestro perro

perro con juguete

Los mordedores para perros tienen una importante doble función: no sólo son un excelente juguete para nuestras mascotas, sino que son de mucha utilidad para la salud de su dentadura.

Todos los que hemos tenido cachorros en casa hemos pasado por ese difícil momento en que les están saliendo los dientes y cualquiera de nuestros muebles puede sufrir las consecuencias. Un buen mordedor no sólo ayudará a establecer un vínculo entre él y nosotros, sobre todo si acaba de llegar a casa, al convertirse rápidamente en uno de sus juguetes favoritos: también le servirá para aliviar ese dolor que puede sufrir ante la aparición de los dientes y contribuirá a refozarlos, en un momento en que tanta falta le hace descubrir cómo usarlos.

¿Cómo escoger el buen mordedor para nuestras mascotas? Ante todo, hemos de procurar que tengan el tamaño adecuado para que no corra el riesgo de tragárselo, y suficientemente consistente para que no vaya a desmenuzarlo e ingerir algún trozo (algo particularmente habitual en perros grandes con una dentadura potente). El mero hecho de morderlo ya le servirá para reforzar los dientes y cuidarlos, pero si además queremos asegurarnos de que se los limpian a fondo podemos optar por algunos mordedores que tienen propiedades pensadas para la higiene bucal.

Cómo fabricar un mordedor nosotros mismos

Aunque es mucho más sencillo acudir a cualquier tienda de mascotas y comprar el que nos recomienden, si somos habilidosos y nos gusta que nuestros amigos de cuatro patas tengan objetos que diseñemos de forma única para ellos, podemos elaborar un mordedor con objetos cotidianos. ¿Qué tal esa botella de plástico a la que tanto “cariño” parece haberle cogido, o esa pelota? Camisetas viejas, toallas, o los tan maltratados calcetines pueden convertirse en mordedores que seguro que les entusiasmarán más que cualquiera de vivos colores y diseño sofisticado que encontremos en una tienda.