Salud

El peligro del frío para nuestras mascotas

El peligro del frío para nuestras mascotas

Así como cuando comienza el verano si vivimos en una zona donde la temperatura se eleva mucho, tomamos precauciones con nuestras mascotas, lo mismo ocurre al comenzar los primeros fríos, si vivimos en un sitio con inviernos muy marcados. Las mascotas, sobre todo cuando se encuentran en los extremos de la vida, tienen que ser bien protegidas de las temperaturas extremas. Tanto un cachorro como un perro anciano pueden enfermar y morir, solo por esas temperaturas que su cuerpo no puede regular tan bien como un animal adulto y sano.

Un abrigo fundamental

Si nuestro perro duerme en el jardín tiene que tener un lugar adecuado para hacerlo. La caseta del perro tiene que estar muy bien aislada de modo que no entre agua cuando llueve, ni suba humedad desde el suelo. Lo ideal es que entre el suelo de la caseta y el suelo de donde se ha colocado, queda una distancia no menor a los 10 cm. El techo tiene que ser seguro en cuanto a que no puede pasar agua. Es fundamental poder limpiar y ventilar muy bien el interior de la casa del perro y hay que cambiar las mantas con gran frecuencia.

Mantener al perro confortable

Una precaución elemental es que si el perro se moja hay que secarlo siempre porque es una muy buena forma de perder temperatura. Para eso hay que tener al menos dos toallas para cada perro.

Sin embargo, un perro que siempre ha dormido en el jardín, cuando ya es muy anciano y nuestra zona es muy fría, lo ideal es hacerle un lugar especial en el interior de la casa.

Etiquetas:
  • Pingback: Alimentos de temporada | Blog Alimentos

  • Pingback: Mallas y cubiertas protectoras de cultivos | Blog Jardinería