Adopción

Fumar puede matar a nuestro gato

fumar-puede-matar-a-nuestro-gato

El humo de segunda mano no es solo perjudicial para las personas que nos rodean, sino también para nuestras mascotas. Diversos estudios veterinarios demostraron que los gatos que viven con un fumador tienen más probabilidades de tener cáncer de boca que aquellos que no viven con uno.

Este tipo de cáncer se desarrolla en ellos, porque lamen objetos como alfombras o sofás y en estos se quedan las miles de químicos que compone el humo de cigarrillo, es decir que consumen esos cancerígenos directamente y luego se los esparce por todo el cuerpo al limpiarse. Es importante recordar que este nocivo humo tiene una composición de 50 químicos que causan cáncer.

También se encontró que los felinos pueden sufrir cáncer de los nódulos linfoides debido a que las partículas del humo de segunda mano caen sobre el pelaje del gato y cuando este se limpia con su hocico, termina inhalando estas partículas que luego irán por sus orificios nasales y torrente sanguíneo, lo que puede causarle no solo cáncer en el pecho o los intestinos, sino también a través de todo el cuerpo.

Otras consecuencias negativas del cigarrillo en un gato, son que sufra asma, inflamaciones pulmonares y otros tipos de problemas respiratorios.