Belleza y Moda

Ganchos de seguridad para salir en la bici con el perro

Ganchos de seguridad

En lo personal no me gustaba mucho eso de salir en la bici con el perro, porque me parece que se cansa mucho antes que el dueño y que sigue muy forzado. En realidad no es así si se hacen bien las cosas y hay perros que son tan dinámicos como sus dueños y necesitan hacer mucho ejercicio. Si el dueño y el perro logran ese ritmo necesario, algo para nada extraño con un mínimo de criterio, estas salidas no solo son muy sanas para ambos, sino que son muy divertidas.

A tener en cuenta

El problema es llevar  al perro de forma segura. Un hecho obvio es que el perro siempre debe ir a la derecha del dueño, de modo de estar claramente alejado del tránsito. Pero hay formas de llevarlo mejores que otras  y los ganchos para bicicleta son ideales. Se fijan a la estructura de la bici mediante un caño, a la continuación del cual hay una correa extensible, que se una a la correa del perro. Esta parte del gancho es clave, ya que cuando el dueño va haciendo equilibrio y el perro pega un tirón, esto impide que se pierda ese equilibrio.

Primero la seguridad

La parte rígida tiene varias funciones concretas. Mantiene al perro a cierta distancia lo que hace que no se pueda enredar la correa en la bicicleta y que el mismo perro produzca una caída al aproximarse demasiado.

Cuando salimos de esta forma en lugar de collar es ideal el uso de arnés, ya que lesiona mucho menos el cuello del perro ante posibles tirones.

Por último, recordar que el ritmo debe ser el confortable para el perro, lo mismo que la duración del recorrido.