Animales

Razas de gatos: Highlander

De todas las razas que hemos visto, el Highlander es una de las más nuevas, y porque no, de las más hermosas. Esta raza ha recibido su reconocimiento como tal en 2004,  si bien se tiene noticias de las primeras camadas de uno de sus precursores más importantes, el Highland Lynx, en 1995. Estos gatos son los más próximos a las especies más salvajes, pero se caracterizan por ser extremadamente sociables  y por lo tanto, más que aptos para la vida en familia.

Características

Son gatos muy musculosos y atléticos. Los machos pueden llegar a pesar 8 o 9 kilos, pero no por obesos, sino por la masa muscular. Son extremadamente fuertes, dato a tener en cuenta ya que les encanta jugar  y hay que pensar en juguetes muy fuertes para ellos.

Lo más especial que tienen son las orejas, cuyas puntas se doblan en sentido posterior. Esto no ocurre al nacer, ya que son normalmente erguidas, pero con el pasar de las semanas se van doblando. Otra cosa muy especial que tienen es la cola muy corta, algo que llama la atención.

Un gato diferente

Quienes disfrutan de uno de estos gatos tienen que cepillarlos con cierta frecuencia, no más que a otro gato. Son tan sociables que se compara su comportamiento con el del perro. Sin embargo, a diferencia de estos, son muy independientes. La inteligencia del Highlander y su permanente buen humor hacen que se disfrute mucho. Dentro de la conducta diferente de estos gatos, es su enorme gusto por el agua. No es raro que brinque a la bañera a hacerle compañía a quien se encuentre en ella.