Animales

Grumpuccino, el café de Grumpy Cat

grumpy-cat-enfadada

A estas alturas de la vida, no creo que haya que explicarle a ningún aficionado a las mascotas quién es Grumpy Cat. O Tard, si queremos llamarle por su nombre abreviado y no por su mote. ¿Pero sabéis que ya tiene incluso su gama de capuchino?

La fama que ha ganado en el mundo de las mascotas Grumpy Cat ha sido un fenómeno sin precedentes. Esta joven gata (porque, por si no lo sabiais, es una hembra), con un defecto congénito que le hace mostrar esa expresión de eterno “enfado”, ha sabido conquistar el corazón de los amantes de los animales y de los aficionados a Internet en gran parte gracias a sus amos, quienes se encargan de tener diariamente actualizado su tumblr con fotos nuevas y de promocionar su imagen por doquier.

Lo que comenzó siendo una broma simpática, una manera de mostrar la peculiaridad de Tard al mundo de las mascotas, se ha convertido incluso en un lucrativo negocio. Los dueños de la gata han aparecido con ella en numerosos programas de la televisión norteamericana, están negociando la realización de una película (suponemos que de animación; un reality sobre su vida diaria sería ya forzar un poco el límite)… y desde hace algunos meses cuentan, incluso, con su propia marca de cafés inspirados en su figura.

Un capuchino bastante gruñón

Desde la página drinkgrumpycat.com podemos acceder al catálogo de Grumpuccino, la marca de café capuchino que ostenta en su envase el huraño rostro de Tard como reclamo publicitario. Tenemos tres sabores: mocha (el tradicional capuchino de chocolate), café y vainilla, y podemos comprarlo en packs de tres o doce botellas. Así es, n0 se trata de café soluble como el que solemos tomar nosotros, sino embotellado como suele venderse habitualmente en Estados Unidos.

Si nuestro amor por Tard va más allá, podemos incluso comprar el pack junto con una camiseta. ¿Qué os parece? ¿Os animáis a “beberos” a Grumpy Cat?