Adiestramiento

Ideas falsas sobre el comportamiento animal

Muchas veces, demasiadas, se dan por cierto cosas que son totalmente falsas. Uno de los ejemplos más notorios sobre eso, es lo referido al comportamiento animal. Hay personas que idealizan ese comportamiento y lo comparan con el comportamiento humano, sin destacar que somos también animales. Nos diferenciamos de algunos y nos parecemos a otros, tanto como ellos entre si.

Cuando una mujer lastima o mata a su propio hijo, o incluso en casos de abortos, hay personas que dicen que ninguna hembra animal mata a su cría. Es completamente falso, son muchos los casos en que estos ocurren. Y no solamente se trata de situaciones especialmente límites. Quienes tenemos experiencia con perros, por ejemplo, hemos conocido a más de una hembra que no solo abandona a uno o dos cachorros, sino que activamente los mata. Igual que en las humanas, son casos esporádicos, pero se ven.

Otro mito que se repite es que los animales solo matan para comer. No es verdad, lo hacen también por defensa de territorios, por jerarquía, por luchas por una hembra en celo… por muchos motivos hay animales que matan otros animales y no es por una cuestión de alimentación.

Se dice que los animales no humanos nos discriminan por el aspecto. Tampoco es verdad, les dan mucha más importancia de la que creemos al aspecto. De hecho hace poco comentábamos desde aquí el caso de una elefanta que era fuertemente discriminada por su grupo, solamente porque es más flaca y con la cara más huesuda.

No somos tan diferentes, ni en lo bueno ni en lo malo.