Animales

Jugando con tu perro

Jugar con el perro es una actividad muy saludable para ambos, y en realidad es una necesidad. Los perros se diferencian de otros animales por tener esa capacidad de juego aún siendo adultos. Los hombres también tenemos esa posibilidad. La salud mental del perro pasa en mucho por tener esos momentos de esparcimiento.

Los juegos deben hacerse con los elementos adecuados. Jugar con objetos que no son juguetes, por ejemplo ropa, hace que el perro se confunda. Puede que luego tome otros elementos similares para jugar, con resultados no deseados.

Pero un punto importante es que el juego se mantenga en determinado nivel. Si vemos que el perro comienza a enojarse y la lucha (por ejemplo) se torna violenta, es momento de dar por terminado el juego.

Los perros se mueven socialmente en base a jerarquías. No podemos permitir que discuta la nuestra, ni siquiera jugando, porque si eso ocurre, tendremos problemas de mas complicada solución.

Imagen: flickr.com