Belleza y Moda

Jugar con el perro sin ensuciarse tanto

Si tenemos un perro, parte de las tareas que tenemos que hacer con el, es jugar, aún si ya es mayorcito. Aunque más no sea un rato  y si es muy viejito sin moverse tanto, pero jugar hay que jugar. Para el perro compartir este tipo de actividades con el resto de su manada, especialmente con la parte humana de la manada, es algo que disfruta mucho y que hace a su salud. La inactividad y el consiguiente aburrimiento son enemigos de cualquier mascota.

Pero el tipo de juegos depende de muchas cosas, como ya vimos con la edad. Si bien los perros juegan hasta muy ancianos, en un cachorro es muy importante hacerlo. Además de la edad, la raza o tamaño del perro también importa. No es lo mismo un chihuaha, con la fragilidad que tiene en sus patas y su tamaño tan reducido, que un Gran Danés. Hay razas que son muy dinámicas como los labradores, que parecen no cansarse nunca. En fin, hay que ver cada caso, pero jugar con todos.

El juego más común y que más gusta a los perros es lanzar una pelota y que el perro la atrape. Es divertido, pero tiene un problema… los perros babean y mucho. Al fin del juego mi perro tiene la boca seca y yo tengo baba por todos lados. Suena horrible, pero es así. Pero he visto algo para eso, y es una pelota que viene con un lanzador, por lo que no hay que tocar la pelota, ni ensuciarse, obviamente.

La he visto en mejoresmascotas.com.