Animales

Korat, el gato de la suerte

Korat, el gato de la suerte

En realidad, tener un gato es una suerte en si mismo. Una vez que se vencen los prejuicios de lo que significa tener un gato, os aseguro que es una mascota más que disfrutable. Por supuesto que os recomiendo enfáticamente adoptar y no comprar mascotas, si habéis decidido tener un gato la única decisión debería ser ver si queremos gato o gata. Claro que si por casualidad hay un gato de raza y esa raza es el Korat, es muy recomendable.

Gato de la buena suerte

Estos gatos son originarios de Filipinas y tienen la fama de atraer suerte. Es más la suerte que se supone trae es más que nada monetaria. Es el gato que nos traerá fortuna. El color plateado de estos gatos es quien causa esa idea, según cuentan los expertos.

Es un gato con el pelo muy compacto, bastante corto y pegado al cuerpo, salvo en la zona próxima a su columna vertebral, donde parece separarse un poco. Lo más llamativo de estos gatos es la cabeza en forma de corazón y los enormes ojos que son realmente hermosos.

Un gato fiel

En cuanto a su comportamiento es un gato que se relaciona muy profundamente con la familia. Más que cualquier gato es muy territorial. De hecho todos los gatos son territoriales, por lo que suponéis lo que es este. Una de esas manifestaciones es la ferocidad con la que defiende el territorio. No tiene problemas con otras mascotas, siempre y cuando se lo respete en su lugar. No le gustan ni un poco los ruidos fuertes ni los sobresaltos.

Es un gato para personas tranquilas y que quieran una fiel compañía.