AnimalesBelleza y Moda

La belleza de las aves silvestres

la-belleza-de-las-aves-silvestres

Entre los pájaros que la gente suele tener como mascotas, también se encuentran los pájaros silvestres, como los jilgueros. La caza de estos es un arte muy especial llamado silvestrismo, ya que se realiza de modo tal que el ave no resulte herido ni dañado.

Apenas cazados estos pájaros son colocados en jaulones amplios y limpios, en la base suele colocarse una fina capa de arena con una buena cantidad de semillas variadas, para facilitar al recién capturado su nueva condición de cautividad.

No debe faltar un recipiente con agua, en lo posible bien amplio protegido con algún tipo de tejido en red; y junto al agua agregar un antibiótico de tipo antidiarreico. Esto debe ser cambiado dos veces al día.

Este jaulón será el que se utilice como primer sitio inmediatamente después de la caza y mientras aún estemos en el campo, por eso debemos recubrirlo con algún tipo de paño semi-transparente para brindarles un ambiente tranquilo.

Después de dos o tres días ya podremos enjaular a cada pájaro por separado; de todas maneras lo ideal es poner una jaula junto a la otra.

Tanto el agua como la comida deben seguir suministrándose con el mismo proceder durante toda la primera semana de cautiverio.

Es un buen consejo agregar algún otro antibiótico antiestrés; todo esto bajo el consejo de un veterinario.

Y especialmente debes observar todo el tiempo que la adaptación de las aves sea satisfactoria, no dejes que ningún animalito sufra el cautiverio hasta enfermar; siempre que detectes que un animal no logra adaptarse o se debilita paulatinamente déjalo libre cuanto antes.

 

  • Pingback: Un reportaje pre-boda en plena naturaleza | Blog Bodas