Animales

La cetrería en España

Falcon

La cetrería es una de esas aficiones que hoy nos pueden parecer completamente obsoletas, pero nada más lejos de la realidad. Todavía hay muchos amantes de los animales y las mascotas que se dedican a ella en España, manteniendo viva una tradición con una gran carga histórica.

En la Edad Media, la práctica de la cetrería tenía un motivo completamente práctico: no se empleaba a estas aves como mascotas precisamente, sino con el objetivo de que sirvieran para la caza. Sin embargo, hoy en día se ha convertido en una práctica con mucho smás matices que aúna, entre otras cosas, el amor por la belleza de las aves y su inteligencia. Aunque también se siguen empleando para la caza, claro está. En este caso, hay que tener en cuenta que cada comunidad autónoma puede tener sus normas propias para regular la cetrería. tal como sucede con la tenencia de mascotas, por lo que es importante informarse antes que nada. La Aecca, asociación española de cetrería y conservación de aves rapaces, puede informarnos puntualmente sobre esto.

¿Cuáles son las modalidades de cetrería que existen?

Contamos en España con tres modalidades principales de cetrería:

  • La modalidad de bajo vuelo, que es quizás la que nos viene a todos a la mente al pensar en esta disciplina de caza, en la que el ave se lleva en el puño y se lanza desde él para la caza.
  • La de altanería con halcones, una modalidad en la que el ave vuela muy elevado y se lanza sobre las presas que el amo levanta desde el suelo.
  • El alto vuelo y la semialtanería, ambas menos empleadas y que se diferencian en el tipo de presas que se persiguen: más elevadas, como pueden ser las gaviotas o las cornejas, u otras a ras de suelo.

Naturalmente, quienes no sean amigos de la caza pueden dedicarse a la cetrería meramente deportiva; hay incluso quien se ocupa de sus aves rapaces (cernícalos, halcones) como si de mascotas se tratara. El único requisito para disfrutar de la cetrería, en el fondo, es la fascinación por estas hermosas aves.