Animales

La iguana como mascota

La Iguana Como Mascota

 Para gustos se hicieron  los colores, según dice el refrán, bueno, pues esto es aplicable a las mascotas también…

Las iguanas, esos singulares réptiles que parecieran una miniatura de los dinosaurios, gozan de gran aceptación en miles de hogares en calidad de mascotas, especialmente entre los niños.

A pesar de su aspecto dinosauresco y su carácter un tanto huraño, la iguana es considerada una mascota o animal de compañía. Pero, es necesario informarse antes de adquirir una, ya que hay una serie de cuidados que ésta demandará a fin de gozar de buena salud.

Para empezar, para la iguana es imprescindible la luz solar, por ende, una alta temperatura, soportando muy mal los cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire frío, lo cual podría afectar sus pulmones, intestinos y hasta llevarlas a la muerte.

Otro punto importante es recordar que aunque cuando adquieras a la iguana mida unos 20 cms puede llegar a crecer hasta alcanzar los 1.20 mts., por lo que debes asegurarte que hay espacio suficiente para proveerle un habitat adecuado. Y, hablando de su habitat, se debe adquirir un terrario o acuario con suficiente espacio, además, es necesario que tenga cómo trepar, exponerse al sol y algún espacio para nadar, o al menos, ser rociada con agua. Además, ya que son una especie tropical, las iguanas necesitan humedad en el ambiente.

En caso de no poder ser expuesta al sol el tiempo que necesita, se le deberá colocar un tubo ultravioleta creados para los réptiles, los cuales se deben encender al menos 8 hrs. y colocarlos en el terrario.

Finalmente, aunque son hervíboras, las iguanas no pueden consumir cualquier tipo de verdura o vegetal, ya que hay algunos que les causa más daño que beneficio, como la lechuga, que no aporta ningún nutriente y puede quitarles el apetito. Una buena selección incluiría pepino, tomate, perejil, espárragos, brotes de soja, nabos y remolacha, y frutas como papaya, pera, manzana, kiwi y melón. Evita darle brocoli, apio y coliflor. Además, se les debe dar en pequeños trozos su alimento, ya que no poseen dientes.

Fuente:  Ciao  Mascotas  Mascotissimo  |  Imagen: Mascotissimo