Animales

La importancia del anclaje de las mascotas dentro del vehículo

Dog inside of a car

Las vacaciones se acercan, el buen tiempo será cada día más frecuente y las ganas de ir a pasear aumentan. Tal vez sea solo un fin de semana, pero la idea es llevar a nuestra mascota (el gato no lo disfruta mucho por ser muy territorial, pero si no hay otra opción, pues también viaja) y en esos viajes cortos, lo más probable es que nos desplacemos en nuestro propio vehículo. Cuando estamos planificando un viaje con la mascota, las medidas de seguridad son el primer paso. Ni el perro ni el gato, por ningún motivo pueden ir sueltos dentro del vehículo.

Veamos porque

Cuando un vehículo que se desplaza a 50 Km. por hora impacta con forma frontal, los individuos que viajan dentro de ese vehículo sin estar correctamente sujetos, sean animales humanos, perros o gatos, aumentan su peso 35 veces. Para que nos quede claro, si viajamos con nuestro perro pequeño de 10 kilos, en el momento del impacto su peso tiene un impacto idéntico a 350 kilos. Más claro aún, hay un objeto de 350 kilos (que ya sabemos que no  es un objeto, es un miembro de nuestra familia) desplazándose en el interior del vehículo. Si hay algo que no sobra, es espacio, por lo que la posibilidad de que hiera seriamente a alguien y obviamente a si mismo, es enorme.

Las opciones que tenemos para evitar esto son muchas  y las veremos en un post siguiente. Pero solo pensemos que si esto ocurre con una velocidad tan limitada, que no puede ocurrir a una velocidad más importante.