Animales

La película de Grumpy Cat se estrenará en Navidad

tard the grumpy cat

Pues sí, después de muchos rumores, dimes y diretes, nuestra gata gruñona, Tard para los íntimos, tendrá su propia película. Y nada menos que en la temporada alta, Navidad. ¿Quién se va a resistir a verla?

Las películas de mascotas tienen un público claro, y en este caso no iba a ser menos. El hecho de que se vaya a estrenar en Navidad tiene como objetivo acercarse a los niños, que serán el target principal, aunque no nos engañemos: muchos de nosotros también iremos a verla, con la excusa de llevar a nuestros hijos, hermanos pequeños o primos… o simplemente por nuestra cuenta, procurando que no nos vean.

¿Y qué argumento puede tener esta película? (si es que le hace falta alguno). Parece ser que nuestra amiga felina vivirá en una tienda de mascotas y tendrá la particularidad de poder comunicarse con una niña de doce años que la visita a diario. Así que tenemos la receta perfecta servida: la divertida y gruñona cara de Tard acompañada de lo que probablemente sean comentarios sarcásticos y socarrones. Y una niña para aportar el componente navideño inevitable.

Los productores ya se han atrevido a calificar la película como “una mezcla de Solo en Casa y Jungla de Cristal”, sin duda dos iconos navideños, aunque cada uno bastante diferente del otro. Ambos tienen en común un sentido del humor peculiar, blanco a veces, irreverente en otros, y parece que es el tono que esperan conseguir. No nos cabe duda de que Tard puede convertirse en una digna rival de El Grinch…

Los gatos no son navideños

¿Cuántas películas recordáis ambientadas en la época navideña y que tengan como protagonistas a gatos? Seguramente nos sobrarían dedos de las manos para contarlas. Los perros suelen llevarse, irónicamente, el gato al agua en este sentido. Tenemos en mente películas como Todos los perros van al cielo, Fluke, El perro que salvó la Navidad… que, acompañadas de una moraleja, sirven para tener entretenidos a los pequeños y a los amantes de las mascotas por igual. ¿Será Grumpy Cat el inicio de la revancha gatuna, demostrando que los felinos también pueden ser navideños?