Animales

La responsabilidad de los niños y las mascotas

La responsabilidad de los niños y las mascotas

Debe ser muy poco frecuente que un niño no pida tener una mascota. Más grande o más pequeña, todos los niños quieren tener una mascota para ellos. Y en todos los casos, cuando se discute en familia la posibilidad de hacerlo, siempre se comprometen a participar activamente en sus cuidados. Prácticamente nunca cumplen con eso.

Sin embargo, es muy importante que se hagan responsables de al menos una tarea, que depende de la edad del niño en su complejidad. Si el niño es muy pequeño no podemos pedirle que se encargue de sacarlo a pasear a diario. Pero si podemos hacerlo responsable de que el perro siempre tenga agua.

Algo muy fácil de hacer es redactar una lista de tareas (alimentación, paseo, etc.) y dividirlas entre los miembros de la familia. Si el responsable de esa tarea no la cumple, tiene que haber una consecuencia. Por ejemplo, si no le ha renovado el agua al perro, hoy no miras televisión.

Hacer una planificación realista, y hacerla cumplir, es algo que traerá grandes beneficios para el niño.