Adiestramiento

La separación de los cachorros de la madre

mother and puppies jack russel terrier on a white background

La educación del perro tiene un base clave y fundamental, en lo que su madre le enseña y la convivencia con el resto de la manada. Esas primeras semanas de vida son fundamentales y si se hace un separación precoz, cuesta mucho trabajo (y a veces no se logra) alcanzar la conducta que se aprende de este modo natural. Cuanto más tiempo quedan los cachorros con la madre, mejor será su comportamiento y salud mental, por decirlo de algún modo.

Primeras semanas de vida

En las tres o cuatros primera semanas el cachorro duerme mucho y se alimenta. La madre es quien resuelve todas y cada una de sus necesidades. En la cuarta semana el perro se mueve mucho más, permanece más tiempo despierto  y comienza a explorar el mundo. Sobretodo juega con sus hermanos y mucho. Aunque parezca banal, esos son juegos para aprender  y por lo tanto, claves. En las siguientes dos o tres semanas los juegos se hacen más complejos, con luchas y persecuciones entre ellos. Pero así es como aprenden hasta donde morder, cuando se puede y cuando no.

Etapa  de educación

En la séptima semana interactúan más con los humanos y también con su madre. En la novena semana la madre se torna mucho más severa y menos tolerante con las conductas inadecuadas. Los muerde en el cuello, no sin dolor. Es verdad que no los lastima, pero muerde produciendo dolor sobretodo para controlar la agresividad del cachorro. .Esta etapa es clave. El cachorro aprende también la separación con su madre, ya que ella lo rechaza en forma cada vez más clara. Con esto el perro aprende a no angustiarse cuando se van los dueños, por ejemplo.