Salud

La temperatura del perro

Un motivo de consulta muy frecuente en cualquier clínica veterinaria es la fiebre. Claro que en muchos casos es real y en otros   no, ya que muchas veces los dueños de perro piensan que el hocico caliente y seco es un signo inequívoco de fiebre y no lo es. Es importante saber algunas de las características de la temperatura del perro, para no asustarse sin justificación, ni menospreciar un signo importante.

Normalmente la temperatura va variando durante el día. Al levantarse en la mañana es mucho más baja que a última hora en la noche. Hay variaciones térmicas que se dan por la temperatura ambiental, o por motivos hormonales. Cuando una perra está por ovular tiene la temperatura descendida.

Tampoco es pareja en todo el cuerpo, ya que las partes expuestas pueden tener una temperatura superior. Lo que intenta siempre determinarse es la temperatura interior, que en el caso de los perros se mide en el ano, como método más fiable. Se ha intentado utilizar los termómetros intrauriculares (en la oreja) como se hace en los niños, pero es demasiado molesto para el perro, no se queda quieto y el tiempo de medición suele ser insuficiente.

Lo ideal para medir la temperatura es usar un termómetro digital, que será solo de ese perro y no de todos los demás que están en casa. Si medimos temperatura rectal, los valores normales para un perro son de 39 grados centígrados, más menos 0,5 grados. Por lo tanto, entre 38,5 y 39,5 estamos en dentro del rango normal.

Etiquetas:
  • Rafa ortiz

    error la temperatura normal es 38.5 a 39 grados