Animales

Las ardillas Richardson como mascotas

richardson ground squirrel

Las ardillas más comunes como mascotas son las coreanas, de las que ya hemos hablado alguna que otra vez por aquí. Pero hay otras especies menos conocidas, como las Richardson, que también pueden convertirse en inseparables compañeras en casa.

Las precauciones básicas para tener ardillas Richardson como mascotas son las mismas que ya describimos en su momento al hablar de las coreanas. Se trata de animales muy vivaces, de gran curiosidad, pero al mismo tiempo difícil de domesticar y no demasiado propensos a aceptar caricias u otras muestras de cariño. Así que hemos de tener mucha paciencia para que se adapten a nosotros, y no es especialmente recomendable pensar en ellas como mascotas para nuestros peques.

Más allá de esto, lo cierto es que las ardillas Richardson sí se caracterizan por desarrollar relaciones más estrechas con sus amos, llegando a crear con ellos una especie de vínculo similar al que podrían tener con una familia. Su gran sociabilidad hace que sea muy recomendable adquirir dos ardillas de este tipo en lugar de una para evitar que se entristezca.

Estas mascotas tienen una longevidad mayor que otros roedores: bien cuidadas, pueden estar con nosotros unos seis años. Es importante que les dejemos un espacio amplio en casa para que correteen cuanto quieran, y que les proporcionemos en su jaula siempre arena de chinchilla limpia. ¡Pocas cosas les harán más felices que revolcarse en ella a placer!

Cuidado con las confusiones y los engaños

Las ardillas Richardson guardan un parecido notable con los perritos de las praderas, y esto hace que muchos vendedores de mascotas exóticas aprovechen, ya sea como un engaño deliberado o por desconocimiento, para vender unos por otros. A pesar de que a simple vista nos parezcan casi idénticas, algunos aspectos nos ayudarán a determinar quién es quién: para empezar, podemos fijarnos en su cola, que en el caso de las ardillas Richardson es marrón casi en toda su extensión y en el de los perritos de las praderas tiene un color negro muy oscuro en su punta. Los perritos de las praderas son más grandes, como nos podemos imaginar, y tienen unas patas mucho más amplias y musculosas; las de las ardillas Richardson son de dedos mucho más finos.