Salud

Las llagas en los perros

Las llagas en los perros

Las llagas en los perros son lesiones que se ven con cierta frecuencia, más aún si son perros  añosos. Se trata de heridas superficiales que aparecen en las zonas de apoyo, pero que no terminan nunca de cicatrizar. Las zonas dañadas son las que sufren el peso del cuerpo del perro contra el suelo cuando están horas recostados en una sola postura.

Consultar al veterinario

Este es el  primer paso y obvio. Si bien es un hecho que la miel, por ejemplo, es un buen cicatrizante, no debemos aplicarla sin la indicación del veterinario. La lesión puede requerir el uso de antibióticos,  algo que solo el veterinario puede indicar.

En la mayoría de los casos nos va a pedir que limpiemos la herida dos veces a día con agua tibia y jabón neutro, para secarla podemos o usar secador de pelo o una gasa, pero con la idea de solo apoyarla en la herida sin arrastrar. Seguramente nos va a recetar una crema cicatrizante. Lo  ideal es colocarla y dejar la herida al aire, no cubierta. Si el perro se lame entonces no nos queda otra opción que usar un collar isabelino. Mientras la herida cicatriza debemos tener cuidado con los niños, ya que los pequeños y las mascotas no son nada prudentes con respetar la curación.

Proprocionar una buena cama

Hay que saber que la herida tarda semanas en cerrar, por lo que debemos tener paciencia.

Para evitar que ocurra algo tan desagradable y molesto para el perro hay que prevenir. Lo primero es impedir que el perro duerma siempre sobre el suelo directo, sobretodo si es anciano.