Salud

Las mascotas, beneficiosas para los niños de corta edad

Depositphotos_25462885_s

No es ninguna novedad a estas alturas los beneficios que pueden producir las mascotas en los niños, a la hora de adquirir responsabilidades, por ejemplo. Pero también existe otra cara de la moneda, menos comentada: los beneficios para su salud.

La revista Pediatrics (http://pediatrics.aappublications.org/) ha publicado recientemente un estudio, realizado en Finlandia, en el que se hace referencia a la resistencia inmunológica que desarrollan los niños de corta edad que conviven con animales. Asimismo, también son propensos a sufrir menos otitis y rinitis, y necesitan antibióticos con menos frecuencia. Para realizar el análisis, se utilizaron pequeños de hasta un año, 397, que convivían con animales al menos semanalmente.

Hasta los dos años, el hecho de tener mascotas en casa, fundamentalmente perros, reduce la aparición de resfriados comunes, apunta el estudio, y para los pequeños entre un año y seis que tengan alguna clase de síndrome respiratorio agudo puede resultar muy beneficioa esta convivencia. El estudio se centró más en los perros que en los gatos, pero el contacto con felinos también se relaciona, nos dice, con una disminución en casos de gastroenteritis.

Perder el miedo al contacto

Esta clase de estudios resultan muy necesarios para que los padres pierdan ese temor, que no deja de ser infundado hasta cierto punto, de la convivencia entre niños y animales. Es cierto que las normas de higiene y de limpieza deben extremarse en estos casos, pero con un poco de vigilancia extra no hay mayor problema. Los niños aprenderán a relacionarse con otros seres vivos, perderán el miedo, si lo tienen, y comprenderán de forma espontánea todo lo que abarca la naturaleza.

Por otro lado, es importante que nuestras mascotas sientan que no se les da de lado por el hecho de que haya una “cría de humano” en casa. No debemos temer porque puedan sentirse celosas y agresivas, todo lo contrario: muchas de ellas se sentirán las “guardianas” de los pequeños y nos echarán una mano en la vigilancia constante de sus travesuras.