Animales

Las mascotas exóticas pueden convertirse en especies invasoras

iguana

Abandonar mascotas es una práctica deleznable, eso lo sabemos bien. Pero el problema va más allá de la ética en el momento en que, además, se trata de animales exóticos. Aparece entonces el riesgo de la especie invasora.

A lo largo de la historia, muchos han sido los desastres ecológicos que se han registrado a causa de una especie invasora. No siempre es algo fácil de prever o detectar a tiempo: las especies de otras regiones pueden venir ocultas en medios de transporte, o en el caso de los insectos incluso a través de paquetes en envíos internacionales… Sin embargo, algo que sí es fácil de evitar es que las mascotas exóticas acaben desencadenando un problema de este tipo. No sólo concienciando contra su abandono (igual que en el caso de perros o gatos, sin distinción) sino con otras medidas; manteniendo un censo estricto por parte de veterinarios y ayuntamientos, por ejemplo.

Las estadísticas del proyecto europeo DAISIE (Delivering Alien Invasive Species Inventories for Europe), dedicado precisamente al estudio de las especies invasoras en Europa, lo deja claro: hasta el 15% de las mascotas exóticas que se abandonan a su suerte pueden acabar convirtiéndose en ellas. Esto implica que pueden ser un peligro para la salud y la vida de los animales, desestabilizar el equilibrio del ecosistema, e incluso un riesgo directo para el ser humano si se reproducen en entornos urbanos.

Concienciación por ambos frentes

La concienciación debe comenzar por cualquier persona que se plantee adoptar un reptil, un ave o un mamífero considerado exótico: es una responsabilidad muy seria, nada que ver con un capricho puntual. Los cuidados que demandan los animales exóticos, en la mayor parte de los casos, son bastante más exigentes que los de un perro o un gato. Por otro lado, también el resto de la ciudadanía debe tener muy presente esta realidad. Si se detecta un animal exótico abandonado, hay que avisar a los veterinarios de la zona o a las autoridades sanitarias pertinentes, o incluso a la división consistorial que se encargue de ello, en caso de que la haya.