Animales

Las precauciones para viajar en coche con nuestro perro

perros en coche

Ahora que se aproxima (¡por fin!) el puente de Semana Santa y que muchos estamos pensando en disfrutarlo con nuestras mascotas, ¿tenéis claro cuáles son las precauciones que hay que tomar a la hora de viajar en coche?

Mucha gente se pregunta, con sensatez, si es obligatorio llevar a los perros sujetos con cinturones de seguridad. Aunque no es una práctica muy extendida, lo cierto es que sí; de hecho, la DGT tiene prohibido que las mascotas viajen sueltas tanto en los asientos traseros como en los delanteros, para minimizar las distracciones y por añadidura evitar accidentes. Así que es un buen momento para poner fin a algo tan habitual, si no lo hemos hecho hasta ahora. En el caso de los gatos, hurones, conejos… no hay lugar a dudas, es todo muy sencillo: la solución pasa por llevarlos dentro de su transportín, donde además estarán mucho más calmados. ¿Pero qué hacemos con los perros?

Comprar un cinturón de seguridad para perros no es nada complicado. Ya sea en tiendas de mascotas especializadas o en tiendas online como Amazon, nos encontraremos muchos modelos que se adaptan fácilmente a cualquier tipo de coche. Lo importante, claro está, es comprar el que además se ajuste bien a nuestro perro según su tamaño. Que no quede demasiado suelto, ya que no serviría para nada, pero que no le apriete y le haga daño o le inquiete. Muchos de estos cinturones tienen un arnés para mayor seguridad, idóneo si nuestro perro es grande, que después puede incluso reconvertirse en correa.

Cuidado con los mareos

Los perros y gatos también pueden marearse, igual que cualquiera de nosotros. Seguramente es algo que ya habremos advertido en cualquier viaje en coche, pero si el desplazamiento es más largo no debemos tomarlo a la ligera. Nuestro veterinario nos puede aconsejar y recomendarnos pastillas contra el mareo, o calmantes en caso de que el vehículo haga aflorar sus nervios más de lo debido.