Adiestramiento

Las ratas y las tareas de rescate

rats

No es habitual que pensemos en las ratas como algo más que esas criaturas desagradables, portadoras de enfermedades, que no queremos ni mencionar. Desde luego nada que ver con el mundo de las mascotas… Pero lo cierto es que son animales muy valiosos a niveles que ni nos podemos imaginar.

Y no, no nos referimos exclusivamente a su presencia en laboratorios de investigación. Hoy en día, las ratas se emplean para tareas humanitarias y de rescate, algo impensable hace algunos años. En realidad, resulta bastante lógico si pensamos en ello. Aunque los perros se han utilizado desde hace años para esto, en algunas situaciones es mucho más necesario contar con animales de pequeño tamaño, capaces de filtrarse en a través de rendijas y recovecos. Los roedores son perfectos para esto, como sabe cualquiera que haya tenido uno de ellos como mascota, ya que la gran mayoría de ellos cuentan, por añadidura, con inteligencia sobrada para aprender órdenes y ejecutarlas en base a estímulos de premio.

 ¿Pero cómo comunicarse con ellas en estas situaciones?

El olfato de las ratas supera incluso al de nuestras mascotas en cuanto a sensibilidad, por lo que puede ser de extrema ayuda a la hora de localizar a personas atrapadas tras el derrumbe de un edificio. El problema, claro está, viene a la hora de conseguir que el animal lo comunique a los seres humanos. Para ello, se parte de un sistema de aprendizaje que premia a las ratas cuando encuentran lo que se requiere de ellas, algo que activa en su cerebro ondas cerebrales asociadas con las sensaciones placenteras (la rata ha adquirido el condicionamiento y su cuerpo entiende que a continuación viene la recompensa en forma de comida). Dichas ondas se captarían y transmitirían a través de un dispositivo que llevarían a la espalda. Es un método que todavía se está depurando, en el que se trabaja desde hace largo tiempo, y se espera que se perfeccione lo suficiente, al menos, para servir como alternativa al empleo de canes en situaciones que lo requieran.