Animales

Las razas de perros más extrañas del mundo

Coon Hound Close Up of Face

En el mundo de las mascotas nos podemos encontrar animales de lo más variopinto, incluso cuando hablamos de los perros. Sí, es posible que nos conozcamos al dedillo las razas más habituales, pero seguro que alguna de las que os vamos a mencionar os sorprende.

La página razasdeperros.com nos muestra algunas bastante inusuales, que seguro que a más de uno le gustaría tener como mascotas si le gustan los retos de algún tipo. Por ejemplo, el Lycaon pictus, también conocido como perro hiena por motivos más que evidentes en cuanto lo vemos. Tiene una complexión muy parecida a la de la hiena, efectivamente, aunque sus orejas son más redondeadas. Se suele decir que también están muy cercanos a éstas en cuanto a carácter, y no precisamente como un cumplido: quienes los intentan domesticar coinciden en lo difícil que resulta la empresa.

En la web también nos hablan de esos perros que baten récords Guinness, y es que, para qué negarlo, esa clase de datos nos encantan. La raza que ostenta las orejas más grandes del mundo es la Coonhound, especializada en la caza de mapaches. Concretamente, es un pequeñajo llamado Harbor quien lleva la corona dentro del Libro Guinness gracias a sus inmensas orejas.

¿Cuáles son los perros más grandes?

Seguro que un nombre os viene a la mente enseguida, como perfectos conocedores de las mascotas que sois: el gran danés. En efecto, este perro puede llegar a ser enorme, especialmente en dos patas, pero no nos podemos olvidar del terranova de Canadá. Un ejemplar adulto puede llegar a pesar de cuarenta y cinco a setenta kilos, y entre sesenta y setenta centímetros. No se queda muy atrás el San Bernardo, con sus noventa kilos… y el cruce entre éste y el terranova, el imponente leonberger. Llamado así en honor al escudo de la ciudad en la que se criaron por primera vez, Essig, es un perrazo de ochenta centímetros y ochenta kilos.