AnimalesSalud

Las ventajas de enfermarse, según el perro

Cuando nuestra mascota se enferma o lastima, muchas veces ocurre que recibe un trato diferente, justamente por ese motivo. Como nos da pena su dolor, puede que le dejemos hacer cosas que normalmente no le permitimos que haga. En realidad todos los veterinarios saben muy bien de que hablo.

El problema es que cuando el perro se cura, puede que su conducta se modifique. Cuanto más joven es el perro cuando se ha enfermado y recibido un trato distinto, y más prolongada es esa recuperación, más serios pueden ser los cambios de conducta.

De hecho, hasta puede ocurrir que imite los síntomas anteriores, la famosa renguera del perro. Si el perro estaba cojo porque se lastimó, mucho después cuando se lo rezonga por algo, puede empezar a caminar nuevamente en tres patas.

La causa es muy simple. El perro interpreta que eso lo coloca en un lugar superior en la escala jerárquica. Claro que las consecuencias pueden ser menos simpáticas y un animal normalmente dócil puede volverse agresivo.

Imagen: flickr.com