Adiestramiento

Aprender a leer con la ayuda de un perro

Handsome Young Boy Playing with His Dog Isolated

Varias veces hemos visto perros de trabajo para tareas muy diversas. De hecho, en los aeropuertos siempre vemos alguno, o entrenado para la detección de narcóticos, o para la detección de explosivos y según me han contado, en los aeropuertos y puertos argentinos hay perro entrenados para la detección de dólares, moneda que está prohibido sacar de Argentina. Los hay de rescate y para todo tipo de terapias.

Una modalidad de terapia en la cual se usan perros y que es muy novedosa, es el empleo de perros para ayudar a niños que tienen dificultades con la lectura. Ya sea que el niño tiene un problema de aprendizaje en particular o que la lectura le produce mucha ansiedad, el uso de perros entrenados para superar este problema viene mostrando resultados muy buenos.

Terapias exitosas

El niño trabaja con una maestra y un perro que se ha entrenado especialmente. Cada sesión dura entre 20 y 40 minutos. El poder contar con la compañía de una simpática mascota a la que se puede acariciar y que presta especial atención a lo que el niño hace, pero trasmitiendo calma, produce excelentes resultados. El niño nota rápidamente que el perro no solo no se preocupa en lo más mínimo por las dudas en la forma de leer, sino que le trasmite, de cierta forma, ánimo para continuar en la tarea.

Este tipo de terapias se hace en Estados Unidos desde 1999  y se ha ido extendiendo a otros países, entre los cuales, desde el año pasado, se encuentra España.