Salud

Cómo limpiar los dientes de nuestro perro

Dangerous Dog

El aliento de perro no es uno de los olores más agradables que podemos aspirar. Un mal aliento puede enmascarar problemas de salud en nuestras mascotas;  por ello, nada mejor que tomar por costumbre limpiar los dientes de nuestro perro. No es tarea fácil… pero alguien tiene que hacerlo.

Antes que nada, por si hay algún escéptico en la sala, ¿realmente tiene utilidad lavar los dientes a los perros? Hay muchos veterinarios que recomiendan que esto se convierta en un  hábito diario para esta clase de mascotas. La formación de sarro en las encías es inevitable, pero si dejamos que se acumule durante años y años nuestro amigo puede terminar sufriendo infecciones serias, o bien dolores e inflamaciones, ya en edades avanzadas, que le impidan masticar correctamente. Si los acostumbramos al lavado desde que son pequeños es posible que no sea necesario convertirlo en una rutina diaria; basta con dedicarle un rato un par de veces por semana para asegurarnos su eficacia.

Cepillos perrunos

Un perro no es un niño pequeño. No caigamos en la tentación de comprar cepillos para el cuidado de los dientes infantiles; debemos acudir a nuestro veterinario o tienda especializada en mascotas y comprarle un cepillo especial, que se adapte a las particularidades de su dentadura. Con esto evitaremos el riesgo de causarle dolor o alguna herida, y, sobre todo, se convertirá en una tarea mucho más sencilla para nosotros.

Porque, no nos engañemos, el lavado de dientes de nuestros perros no va a ser una labor fácil. Puede que nuestro colega sea tranquilo y acepte esta novedad como una más de esas “excentricidades” de sus humanos… o puede que la invasión de su boca, ese instrumento que les vale para cosas tan importantes como subsistir o defenderse, le ponga extremadamente nervioso. En este caso, no queda otra que armarse de paciencia e intentar transmitirle tranquilidad. Si un cepillo normal para mascotas, de los que tienen su cabezal y su palo de sujeción, le asusta, existen en el mercado otros que se acoplan a nuestros dedos. De esta manera nuestro perro no tendrá un sensación de intrusión tan marcada.

Hemos de utilizar movimientos circulares y lentos, y no dejarnos los dientes traseros sin lavar, por difícil que pueda resultar acceder a ellos, ni tampoco la línea de las encías. Cuando terminemos, que nos nos olvide darle a nuestro amigo algún premio, ¡se lo habrá ganado, sin duda!

  • Se Admiten Mascotas

    Buenos días! La verdad es que el aliento perruno fuerte… Le despierta a uno al momento!
    Muy buenos consejos los que dais para el cepillado de dientes de un perro.
    Lo intentaremos poner en práctica, aunque no sé qué opinarán nuestros peludos sobre ello…

  • Oscar Herrera

    El cuidado de los canes debe ser desde que estos son pequeños, de esta forma logramos educarlos. Hoy por la mañana observe una leyenda que decía: Como tratas a tu perro es la calidad de persona que eres.