Animales

Llegan los lykoi, los gatos-lobo

lykoi

No parece haber dos animales más opuestos que gatos y lobos, ¿verdad? Ambos cazadores, sí, pero genéticamente bastante distintos. Aunque ahora podemos hacernos con un pequeño felino que parece reunir lo mejor de ambos: un lykoi, también conocido como “gato-lobo”.

El mismo nombre que se ha dado a esta nueva raza hace referencia a su aspecto de lobos en miniatura: “lykoi” procede de la palabra griega que se empleaba para dicho animal. Estos gatos con apariencia de lobos han surgido en Estados Unidos a partir de una mutación natural de la raza de gatos esfinge, así que no hace falta que los miremos con desconfianza: no son el fruto de ningún experimento de ética cuestionable. Sin embargo, son ya muchos los criadores que están trabajando en diversas partes del mundo para conseguir extender la raza a partir de las particularidades genéticas de estas mascotas. El principal impulsor es Johnny Gobble, de Sweetwater, Tennesse, veterinario experto en cruces de mascotas; en la página web oficial, lykoicat.com, podemos leer más sobre él y sobre las características fundamentales de estos gatos.

Cazadores natos

Gobble compara en su web a los gatos lykoi con “perros de caza”: nos dice que siempre están atentos a todo y se sienten muy estimulados ante los olores de su entorno. Sin embargo, nos dice que no dejan de ser leales y que les encantan las caricias, como a cualquiera de estas mascotas. Son muy inteligentes y les encanta estar atentos a las personas que hay a su alrededor de forma constante, añade Gobble, que lo sabe por experiencia propia; no en vano tiene en casa una de las pocas camadas que hay por el momento.

En cuanto a su aspecto, ya lo habéis visto en la foto que acompaña a este post: su pelo enmarañado, negro o de tonos grises, nos hace pensar que estamos efectivamente ante un lobo en miniatura. Pero mejor que describirlos, os dejamos con un vídeo para que veáis a uno de ellos en movimiento.