Animales

Los animales tienen un nuevo estatuto jurídico en Francia

estatuto jurídico animales

Francia siempre ha sido un país reconocido por su defensa incondicional de los animales, una actitud que muchos otros deberían imitar. Una muestra la tenemos en el reciente nuevo estatuto jurídico aprobado por la Asamblea Nacional.

Las denominaciones son importantes, y pasos como el que ha dado la Asamblea Nacional de Francia van más allá de lo anecdótico para convertirse en un alivio y un logro para los amantes de las mascotas. El Código Civil de 1804 reconocerá ahora a los animales como “seres vivos con sensibilidad”. Algo que nos puede parecer extremadamente obvio, pero que es todo un cambio teniendo en cuenta que anteriormente el texto los recogía como “bienes muebles”. Se les otorga, así, un nuevo estatuto jurídico, tomando en cuenta la demanda social y dejando a un lado esa atávica definición de animal como cosa que aparece en tantos otros códigos (y a la que España no es ajena).

Empezar por algo como esto, por cambiar desde las bases, es fundamental para fomentar el respeto a la naturaleza, a los animales, y por supuesto para erradicar lacras como el maltrato de mascotas, una dura realidad de la que os hemos hablado por aquí varias veces.

 Los antitaurinos reclaman un estatuto jurídico propio

El colectivo antitaurino francés, sin embargo, considera que tras este paso inicial deben venir otros que el Gobierno todavía no contempla. Es necesario, afirman, luchar por conseguir un auténtico estatuto jurídico que defina al animal frente a otra clase de seres, con sus propias normas. En un país en el que sólo en el sur están permitidas las corridas de toros, y el maltrato a animales y mascotas está penado con graves sanciones económicas (e incluso dos años de cárcel en determinados casos), no es de extrañar que la sociedad siga reclamando más avances. Las pruebas nos lo dejan claro: un sondeo en el pasado mes de noviembre arrojó como resultado un 86% de personas que consideraban antinatural y reprobable equiparar a los animales con los bienes muebles, y un 89% estaba a favor de perseguir este nuevo estatuto para ellos.