Animales

Los bigotes de las focas

Quienes amamos los animales no dejamos de asombrarnos con algunas cosas. Por ejemplo, el sistema de radar que tienen los murciélagos, que ha inspirado a los sistemas de radares que se usan en aviación, la increíble capacidad de visión nocturna de los gatos, la intuición de algunos animales que predicen fenómenos climáticos graves o terremotos, etc. Son muchos más los ejemplos, pero hoy veremos que ocurre con los grandes bigotes de las focas.

En realidad esos bigotes tienen nombre propio: vibrisas. Las vibrisa de las focas tienen una enorme cantidad de terminaciones nerviosas, muchas más que otros animales. Por ejemplo, las ratas tienen vibrisas que les ayudan tremendamente a orientarse. Pues la focas tienen una cantidad 10 veces superior de terminaciones nerviosas. Esto les permite detectar objetos, su tamaño y velocidad de desplazamiento.

Se ha hecho un estudio hace poco sobre el funcionamiento de las mismas. El estudio ha sido hecho por Wolf Hanke y colaboradores, de la Universidad de Rostock, Alemania. Se ha utilizado una foca amaestrada a la cual se le ha tapado los ojos y oídos. Solo con las vibrisas ha sido capaz de ubica un objeto en el agua, insumiendo solo 30 segundos en la tarea.

Las focas tienen una evolución que se calcula no inferior a los 25 millones de años. Tal vez por eso sea tan perfecto este sistema que es clave para las mismas. De esta forma, aún en aguas poco claras puede detectar la presencia de depredadores y de posibles presas, ambas cosas claves para permanecer con vida.

  • dani

    ay q cuidar a las focas ya casi no ay siono bot