Animales

Los cafés de búhos en Japón

Depositphotos_1858091_m

Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar de las cafeterías de gatos. Quizás estáis deseando visitar uno. Pero en Japón no se contentan con esto, y hay otros animales de cuya compañía podemos disfrutar mientras nos tomamos un café. Por ejemplo, los búhos.

¿Os suena raro? En realidad no lo es tanto; en Japón, el búho es un animal muy apreciado, y como en tantos otros sitios se le considera un símbolo de paciencia y sabiduría. No es de extrañar, por tanto, que haya surgido esta idea y haya tenido una gran acogida entre los amantes de las mascotas. No tanto como los cafés de gatos, claro está, que además se han extendido en los últimos meses por otros países europeos… pero desde luego son una alternativa excelente para ir a pasar la tarde con los amigos y conocer de cerca a un animal habitualmente esquivo.

Un café en alada compañía

El nombre que reciben en japonés estos establecimientos es el de fukurou, y en ellos nos podemos encontrar diferentes especies de búhos y lechuzas, debidamente sujetos para no suponer ningún peligro pero al mismo tiempo suficientemente cercanos como para que los amigos de los animales y las mascotas cumplan su deseo de tocarlos y acariciarlos. Algunas cafeterías de este tipo, como la que se encuentra en Tokio cerca de la estación de Tsukishima, te permiten además elegir a uno de los ejemplares disponibles y pasar una hora con él, junto con el abono de la consumisión.

¿Hay reglas y precauciones que debemos tener para acercarnos a los búhos? Claro que sí, y es que no podemos caer en el error de pensar que son como otra clase de aves que normalmente tenemos como mascotas. Es importante no ponerles nerviosos con movimientos bruscos, respetar su reticencia a la luz (estas cafeterías suelen tener las ventanas cubiertas siempre con cortinas), no hacerles fotos con flash ni sujetarlos de otro modo que no sea mediante el cordel de seguridad. Ya sabéis: si Japón se encuentra entre vuestros destinos de vacaciones deseados y queréis una experiencia diferente no dejéis pasar la oportunidad de pasar una tarde en uno de estos establecimientos.