Salud

Los cuidados de los conejos recién nacidos

Funny baby rabbit on a stump

Si nos atrevemos a tener una pareja de conejos y permitimos que la “familia” de mascotas crezca, hay una serie de consejos que debemos seguir para que los pequeñajos superen sin problema sus primeras horas de vida. No os preocupéis, todo es muy sencillo.

En realidad, los consejos básicos para cuidar conejos recién nacidos no se diferencian demasiado de los que precisan otras mascotas. Lo primero es que seamos previsores y tengamos preparada una pequeña “madriguera”, un caja que les proporcione calor y alfombrada con tiras de periódico, por ejemplo; nuestra coneja encontrará en ella el lugar idóneo para hacer el nido que tanto necesita. Mucho cuidado con que haya corrientes de aire cercanas: si ya sabemos que pueden ser peligrosas para los conejos adultos, imaginad para las crías.

Normalmente no hay riesgo de que la madre se desentienda de sus pequeñajos, pero por si así sucediera, o por si hubiera alguna cría menos espabilada a la hora de mamar, no está de más que tengamos preparado un pequeño biberón (en tiendas de mascotas podemos encontrarlos a medida para cachorros). Eso sí, jamás les demos leche “cruda” de vaca. Ni siquiera diluida, como suelen decir muchas personas: igual que el estómago de un gatito, el de nuestros conejos recién nacidos no está preparado para procesarla. Tampoco podemos alimentarles, todavía, con las frutas o las verduras que tanto gustan a sus padres. En este tiempo, y hasta que pasen unas ocho semanas, lo adecuado es que se alimenten únicamente de leche materna, o en su defecto de la leche específica para cachorros que nosotros hayamos comprado.

Estimulándoles para hacer sus necesidades

Otro aspecto que los conejos recién nacidos tienen en común con los gatitos, y que no todo el mundo conoce (a pesar de lo fundamental que es), es que debemos ayudarles para que hagan sus necesidades durante sus primeras horas. Lo más sencillo es utilizar un trocito de algodón y frotar sus genitales con mucho cuidado; esto bastará para estimularles y que aprendan a utilizarlos.