Animales

Los diferentes tipos de inteligencia en los perros

Akita inu

Sabemos que hay razas de perros más inteligentes, más obedientes o más predispuestas a determinados tipos de trabajo que otras… ¿pero conocéis los distintos tipos de inteligencia que podemos encontrarnos, en general, en estas mascotas?

En el blog de Silvia Galiana hallamos la referencia de la que hoy os hablamos, procedente del libro The Intelligence of Dogs, que nos sirve para conocer un poco más a nuestras mascotas. Se trata de un estudio a cargo del profesor de psicología Stanley Coren que puede sernos muy útil para entender qué raza se ajusta más a nuestras necesidades. ¿Queremos un perro que acompañe a una persona mayor? ¿Quizás uno que se lleve bien con los peques de la casa? Entonces es importante que atendamos a los tipos de inteligencia, cuál es su función y cómo interactúa con nosotros:

  • La inteligencia instintiva, como su nombre indica, es aquella que les sirve para moldear su instinto en base a las funciones para las que se le entrena, asumiendo éstas como parte intrínseca de su rutina. Por ejempo, es la que pone en práctica un perro dedicado a tareas de pastoreo.
  • Inteligencia adaptativa: ésta es la que se dirige, diríamos, al aprendizaje ante una situación. Nuestras mascotas no sólo se rigen por el instinto sino que también pueden “tomar decisiones”, sacar conclusiones para resolver un problema que le plantea su entorno.

Mientras que las dos que hemos mencionado son comunes a cualquier raza de perro, hay una tercera más variable, la inteligencia del trabajo, que es la que directamente interactúa con nosotros, los seres humanos. La inteligencia adaptativa es la que los perros emplean para hacer frente a la realidad que les rodea, en general, pero la inteligencia que Coren denomina como “del trabajo” es la que utilizan para aprender de nosotros. En este sentido, siempre habrá razas con mayor facilidad: los golden retriever, los huskis o los akita inu… todos los que se utilizan para labores de cuidado y vigilancia, por ejemplo. Y, curiosamente, también los pequeñajos yorkshire terrier se consideran con un alto índice de este tipo de inteligencia. El chow chow, el bulldog o el beagle, en cambio, entre otros, son mucho más “descuidados” y no obedecen tan a la primera.