Animales

Los distintos tipos de ninfas

yellow colored nymph

Son muchas las personas amantes de las mascotas que deciden dar un paso más allá y dedicarse a la cría. Las aves son una buena manera de comenzar; entre ellas tenemos las hermosas ninfas, que nos ofrecen muchas variedades diferentes.

Las variedades en las que podemos encontrar a estas mascotas no son otra cosa que mutaciones de la original, como suele suceder. Sin embargo, en el terreno de la cría de aves no es complicado, siguiendo las normas básicas que dicta la genética, conseguir el tipo que deseamos. No es algo tan aleatorio como cabría pensar frente al término.

¿Y cuáles son las variantes más comunes? Os hacemos una pequeña lista con la que podéis comenzar, aunque nuestra recomendación, claro está, es que también abordéis el consejo de un experto en la materia.

  • La ninfa gris: es la más común, la que seguramente encontraremos en cualquier tienda de mascotas. Su plumaje es gris y se caracteriza por ese penacho amarillo en la parte superior de la cabeza, así como por ese mismo color en el rostro. No hay que confundirlas con las isabelinas, cuyas plumas tiran más hacia el plateado.
  •  La ninfa albina de ojos rojos, una condición similar a la que podemos encontrar en otras muchas mascotas como los hámsters, gatos… Algunas nacen con los ojos negros y los criadores no suelen considerarlas albinas puras.
  • Las ninfas arlequín y las perladas no poseen colores tan uniformes como las anteriormente descritas: su plumaje se caracteriza por estar salpicado de tonalidades amarillas, frises, negras… en gran parte de su cuerpo.

Una clasificación un poco más básica de las ninfas se realiza tomando como base el color de su cara. Las más habituales, ya lo hemos mencionado, son las que tienen el rostro amarillo, pero algunas también lo ostentan blanco o plateado. Tenemos ninfas para todos los gustos, y sin duda dedicarnos a su crianza y conseguir el color que más nos gusta puede ser un reto de lo más satisfactorio.

 

Etiquetas: