Animales

Los gatos son…

red cat shot on a white background, looking away

Vivir con un gato es una experiencia única e inigualable. Tengo bien claro que los gatos tienen mala prensa y se tienen muchas ideas negativas sobre ellos. Pues, si sabemos a que atenernos, es una experiencia tan disfrutable compartir la vida con un felino que la recomiendo con mucho énfasis. Seguiremos viendo algunas características generales, pero destacando algo muy importante: a la hora de adoptar, es clave saber sobre ese gato en especial. En general en los centros donde podemos elegir nuestro gato, han estudiado su conducta y nos pueden asesorar muy bien de modo que sea lo más compatible con nuestra forma de ser.

Los gatos duermen y duermen

Más tarde, siguen durmiendo. Llama la atención la cantidad de horas al día que descansan y no nos queda claro de que descansan tanto. En realidad es cierto que duermen mucho, pero también es verdad que tienen hábitos nocturnos. Si pueden, pasan sus mejores horas en la noche. Pero si no están haciendo algo muy concreto, o están dormidos o con mucho sueño.

Los gatos son muy limpios

Eso es cierto en todos los sentidos de la palabra. Son cuidadosos y limpios con su cuerpo, al que acicalan buena parte del tiempo, pero también son exigentes con la limpieza de su área. Un gato no come ni descansa en un lugar sucio. Odian los malos olores, por lo que la bandeja debe limpiarse con frecuencia.

Los gatos comienzan y finalizan el contacto con los humanos cuando ellos quieren. Jugará si tiene ganas, no como el perro que juega cuando el dueño inicia la actividad. Y cuando no quiere ni más juego ni más cariño, lo dejará claro. Si es necesario va a gruñir para que se entienda que la actividad ha terminado. Eso se puede ver como antipatía o como fuerte personalidad.

Pero si os interesa saber algo más sobre las características de los gatos, Cat diaries, un filme realizado por gatos, os va a divertir mucho.